Los orígenes del patinaje se remontan a los tiempos en que el hombre ataba a sus pies huesos de animales para deslizarse con ellos sobre el hielo y poder cruzar los lagos y arroyos congelados durante los meses de invierno. Con el tiempo, este método de transporte se convirtió en una diversión popular para todas las clases sociales. Vértigo y plena sensación de libertad, están garantizados con la práctica de este deporte.

En la ciudad, la Laguna del Diablo se congela en invierno conformando una pista natural, ideal para la práctica del patinaje.

 

 

Ushuaia design Ushuaia travel trips tours